todos los artículosLa ictericia, ¿enfermedad o síntoma?

26 January 2015

En los casos de ictericia, pueden buscarse los síntomas de esta manifestación. Sin embargo, la ictericia no es una enfermedad, sino precisamente un síntoma de determinadas dolencias del hígado, como la hepatitis. Esta manifestación aparece con frecuencia con la hepatitis A, pero también está dentro de los síntomas de la hepatitis C. Pero, ¿qué es la ictericia exactamente, y cuál es su causa exacta?

¿Qué es la ictericia?

La ictericia no es, por tanto, una enfermedad, sino en síntoma de diferentes afecciones hepáticas. La ictericia causa el amarilleamiento de la piel y el blanco de los ojos. El síntoma de la ictericia no es contagioso, pero la infección de hígado vírica que la ocasiona, sí lo es. En el pasado, a la hepatitis A se le llamaba también ictericia, debido a que el amarilleamiento de la piel y del blanco de los ojos indicaba en muchos casos la existencia de una infección de hígado.

Otros síntomas de la ictericia
Además del amarilleamiento del blanco de los ojos y del color amarillento de la piel, la ictericia también puede venir asociada a escozores, heces pálidas y orina oscura. La naturaleza de las dolencias que vienen asociadas con la ictericia depende de la causa del síntoma.

La causa
La ictericia es causada por niveles demasiado elevados de bilirrubina residual en la sangre. La bilirrubina se produce cuando a las células sanguíneas les falta el colorante sanguíneo (hemoglobina). Un hígado sano elimina este residuo de la sangre y transforma esta sustancia en bilis. La sustancia transformada pasa a la vesícula y al intestino delgado y abandona el cuerpo a través de las heces. Cuando el hígado resulta seriamente dañado, éste no es capaz de retener y transformar la bilirrubina normalmente. Esto hace que las sustancias residuales se acumulen en la sangre. El intenso color amarillo de la bilirrubina hace amarillear el blanco de los ojos y que la piel adquiera un tono amarillento.

¿Se puede tratar la ictericia?
El tratamiento de la ictericia depende de la infección o dolencia de hígado asociada al síntoma o síntomas. La ictericia también puede aparecer con afecciones de hígados para las que no se necesita o no hay tratamiento. Así ocurre con la hepatitis A. En este caso no hay tratamiento posible. Sin embargo, es posible vacunarse contra la infección. Con la hepatitis C sí hay un tratamiento posible para combatir el virus.

Ictericia y Hepatitis C

Una de las enfermedades relacionadas con la ictericia es la hepatitis C. En la fase inicial de esta infección de hígado, la mayoría de las personas notan pocos o ningún síntoma en absoluto. A menudo, los síntomas de la hepatitis C no se manifiestan hasta más adelante. Las molestias que pueden producirse con la hepatitis C son principalmente la sensación de cansancio y la ictericia, aunque se dan relativamente poco.

¿Tienes ictericia y crees que puedes tener la hepatitis C? ¡Acude a tu médico (de cabecera) y hazte un test!

 

Vídeolectura