¿Qué es la Hepatitis C?

La palabra «hepatitis» significa literalmente infección del hígado. La Hepatitis C, también denominada VHC o virus de la hepatitis C, es un virus en la sangre que afecta a las células hepáticas. El virus es una de las causas más frecuentes de infecciones en el hígado en el mundo, y puede derivar finalmente en lesiones hepáticas (graves) y cáncer de hígado. Todavía no existe una vacuna contra la hepatitis C, pero el virus puede tratarse con otras medicinas.

De infección a afección del hígado

Después de algunos años, la hepatitis C puede producir lesiones en el hígado. Así pueden aparecer afecciones hepáticas como la fibrosis (primera fase de formación de cicatrices en el hígado) y la cirrosis hepática (daños en cada vez más células hepáticas sanas debido al aumento de las cicatrices). A continuación se describe qué ocurre exactamente cuando tienes el virus de la hepatitis C.

Hepatitis C aguda
Cuando una persona se infecta por primera vez con el VHC, a esto se le llama «fase aguda» o «hepatitis C aguda». A veces puede ocurrir que el cuerpo elimina el virus por sí mismo sin que se realice ningún tratamiento. Esto se produce en entre el 15 y 25 por ciento de los pacientes.

Hepatitis C crónica
Si el virus de la hepatitis C no desaparece transcurridos seis meses, se habla de una «hepatitis C crónica». Esto se produce en el 75 a 85 por ciento restante de los pacientes. Con el paso del tiempo esto puede producir daños en el hígado, causando fibrosis leve, moderada o grave. La fibrosis es la formación de cicatrices en el hígado. Cuando la cicatrización se agrava, el hígado funciona peor. En los Países Bajos 15.1 hasta 60.000 personas tienen hepatitis C crónica.

Enfermedad hepática
El VHC puede producir enfermedades hepáticas como la fibrosis. La fibrosis es la formación de cicatrices en el hígado. Si la fibrosis se agrava y las cicatrices sustituyen el tejido hepático sano, se da la cirrosis hepática. La cirrosis es una afección grave del hígado: se trata de lesiones del hígado debido a la formación de cicatrices en el tejido hepático). Uno de los síntomas de la hepatitis C que pueden ser indicador de cirrosis es la ictericia. Se tarda de media entre 20 y 30 años hasta que se produce la cirrosis. Esto ocurre en aproximadamente el10 - 20 por ciento de los pacientes. En algunos pacientes se hace finalmente necesario realizar un trasplante de hígado. En entre el 1 y el 4 por ciento de las personas con cirrosis hepática, puede producirse carcinoma hepatocelular. Esta es la forma más frecuente de cáncer de hígado en los Países Bajos.

La Hepatitis C en el mundo

El 3 por ciento de la población mundial está infectada con la hepatitis C, muchas veces sin saberlo. Esto es aproximadamente 160 millones de personas. De todas ellas, aproximadamente 350.000 personas mueren cada año a consecuencia de la hepatitis C crónica. En los Países Bajos, la infección del hígado se produce en entre el 0,1 y el 0,4 por ciento de la población (entre 15.000 y 60.000 personas). En el Mediterráneo, Europa del Este, África y Asia hay un mayor número de portadores del virus.

Vídeolectura